El arrepentimiento!


No podemos decir que somo "hijos de Dios" o " Cristianos" si es que no nos hemos arrepentido verdaderamente! Mucho ojo! muchos dicen ser cristianos o hijos de Dios, porque van a la iglesia los domingos o los sabados o los dias que vayan. Pero, son realmente hijos de Dios todos los que lo dicen ser? como saber quien en realidad lo es y quien no? pues para saberlo, veamos lo que dicen las escrituras.

" En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado." Mt 3:1-2

La palabra arrepentirse viene de la palabra griega ( matanoeo ) que significa ( volverse )

Es abandonar los malos caminos, la vida pecaminosa y volverse a Cristo, y por medio de Él a Dios.

"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí." Jn 14:6

" Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados." Hch 26:18

1.- La decisión de volverse del PECADO a la SALVACIÓN en Cristo, incluye la aceptación de Cristo no sólo como Salvador de la condena del pecado, sino también como Señor de nuestras vidas.

Así es como el arrepentimiento implica un cambio de amo:
- del señorío de Satanás Ef 2:2, al
- señorío de Cristo y de su Palabra. Hch 26:18

2.- El arrepentimiento es una decisión libre de parte del pecador, hecha posible mediante la gracia capacitadora dada a él al oír el evangelio y creer en Cristo. Hch 11:20-21

3.- La fe en Cristo como salvador, incluye el arrepentimiento como condición para recibir redención.

El pensar que podemos recibir a Cristo como Salvador, sin sentir la necesidad de romper completamente con el pecado, es ir en contra de la verdad biblíca, si así no fuera, habría que sacarle muchas hojas a la biblia.

" diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentios, y creed en el evangelio." Mr 1:15 (dijo Jesús)

" Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente." Lc 13:3 (dijo nuevamente Jesús)

" Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibireis el don del Espíritu Santo." Hch 2:38 (dijo Pedro, cuando estaba lleno del Espíritu Santo de Dios)

" Así que, arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio." Hch 3:19 (dijo nuevamente Pedro )

4.- El arrepentimiento fue un mensaje fundamental de la predicación de los profetas del A.T.;

Je 25:4-5 " Y envió Jehová a vosotros todos sus siervos los profetas, enviándoles desde temprano y sin cesar; pero no oísteis, ni inclinasteis vuestro oído para escuchar cuando decían: Volveos ahora de vuestro mal camino y de la maldad de vuestras obras, y moraréis en la tierra que os dio Jehová a vosotros y a vuestros padres para siempre. "

Ez 18:30 " Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina."

Jl 2:12-13 " Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo."

Y en el N.T;

Mt 3:2 " y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado." (Juan el Bautista )

Mt 4:17 " Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado." (Jesucristo)

Lc 5:32 " No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento." ( Jesucristo)

2P 3:9 " El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento." (Pedro)

Desde los tiempos del A.T y el N.T el mensaje siempre ha sido el mismo, como es que aceptamos tan facílmente hoy que dicho mensaje sea cambiado? Es necesario volver a las escrituras y a su mensaje inicial el cual nunca ha cambiado!

La predicación del evangelio siempre debe ir acompañado del llamado al arrepentimiento, si queremos ser fieles a Dios y a su palabra, nunca debemos dejar de hablar de arrepentimiento a las almas, pues es por medio del arrepentimiento que pueden recibir perdón de sus pecados. Un predicador responsable, no pasara por alto dicho mensaje, ya que nuestro objetivo principal es el de arrebatarle las almas al diablo para que vengan a Cristo.

Lc 24:47 " y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén."


4 comentarios:

Raul Gonzales dijo...

Hola,soy Raul,te felicito por el trabajo con este sitio ,muy buenos los articulos y las fotografias,nos vemos pronto....Saludos..Marketing en internet

RodrigoM dijo...

Cada cristiano deberia orar y decir "Señor, muestrame mi pecado, muestra la maldad que hay en mi corazón, para que tu puedas limpiarme y asi ser cada dia mas como tu, Amen"

El problema es que nos creemos perfectos porque nos comparamos con los demas, pero para llegar a ser perfectos debemos compararnos con nuestro maestro que es Jesús el Cristo. Asi veremos nuestra miseria, porque ante Dios somos trapos sucios.

RodrigoM dijo...

Que dificil es para el hombre arrepentirse de sus pecados cuando piensa que "no es tan malo".
El problema es que la gente no quiere ver su pecado, ve el de los demas, pero no el propio. Si no reconoce que es pecador, ¿como se arrepentira?
¿quien entonces les hara ver su pecado?
Creo que esta es la obra del Espiritu Santo, convencernos de pecado. El Espiritu Santo te dice mira tu eres pecador y te muestra tu maldad.

coco dijo...

De que fin habla?, de los que se predijeron en el pasado?, de los que se predicen para el futuro ?, de el fin de ud?, del mio?.
Yo estoy arrepentido, hágalo ud. y no predique perdiciones.