Respuesta del Padre al hijo,



Hijo mio que estas en la tierra,
Santifica te mas cada día, porque sin santidad nadie me vera.
Apercibe te, y esta atento a mi voz, porque vengo pronto!
Aunque no quieras, te conviene mas que yo haga mi voluntad.
No desprecies el pan que cada día te doy, y recuerda que no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de mi boca, esto es mi palabra, la biblia.
Yo siempre estoy dispuesto a perdonar, perdona tú.
Yo siempre te estoy librando del mal, no te dejes tentar tú!
Porque no olvides que mio es, el Reino, el Poder, y la Gloria, por lo siglos de los siglos, Amén. aunque otros quieran robármela!


Escrito por:
Claudia Sepúlveda

Si te gusta lo puedes tomar, solo que por lo menos deja me un comentario, gracias. Toda la honra y la gloria sea solo para Dios. También, puedes ver el otro que escribí, titulado Respuesta del padre.

2 comentarios:

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

El primer imperativo de tu escrito... casi nadie lo promueve.

Santifícate. Andar en santidad. Ser santos porque Dios, nuestro Dios es santo.

Dice a John MacArthur, en su libro "Nuestro Maravilloso Dios", que los ángeles no cantan "Amoroso, Amoroso, Amoroso" o "Justo, Justo, Justo" (atributos también de nuestro Dios) sino "Santo, Santo, Santo". Y nosotros queremos ignorar la santidad que el nos exige.

Gracias por tu escrito Claudia.

la verdad a luz dijo...

Gracias David, por tu comentario, al menos se que leiste la entrada. Efectivamente como tu dices, Dios tiene muchos atributos, pero casi nadie mensiona el de Santo, Santo, Santo. y que tambien nos exige santidad, así de simple.

Dios te continue bendiciendo David!

Atte,
Claudia